viernes, 12 de abril de 2013

MATAR A UN RUISEÑOR

"Matar a un ruiseñor" es una película imprescindible para los amantes del cine bien realizado. Realmente esta película es una adaptación al cine de una novela. La novela se titulaba " To kill a Mockingbird", y estaba escrita por Harper Lee. La película se estreno en el año 1962. Su protagonista principal es el gran actor Gregory Peck, que realiza una de sus mejores interpretaciones, por no decir la mejor. 
Su personaje se llama Atticus Finch, abogado en un pueblecito del sur de los Estados Unidos durante la Gran Depresión. A su cargo están sus dos hijos, un niño de unos 12 años de edad y una niña de unos 10. Por lo que parece, la mujer de Atticus falleció tiempo atrás. En un momento dado de la película Atticus debe de defender a un hombre negro, que ha sido acusado de violar a una mujer blanca. Este caso hace que Atticus y su familia noten el rechazo de la mayor parte de la comunidad, que entiende que el hombre negro acusado debería de ser linchado sin juicio previo. Atticus por contra, demuestra que el cree en que la justicia debe de ser igual para todos los seres humanos, sin importar el color de la piel o la religión. 
Atticus defiende con su propia presencia al acusado una noche en la que los hombres del pueblo pretender sacar al reo de la cárcel y lincharlo. En el momento más critico, aparecen los hijos de Atticus para interponerse entre la muchedumbre y Atticus. La hija logra avergonzar a los miembros del grupo de linchamiento con un discurso memorable, y este mismo grupo se disuelve. 
Cuando el juicio comienza, Atticus defiende la inocencia del acusado, mientras que la versión de la acusación se tambalea a cada testigo que sube al estrado. Pero...como era de esperar, el acusado es encontrado culpable pese a todas las pruebas que hay en contra de este veredicto. Pero la película no termina aquí. El acusado, por lo que parece, intenta escapar, y la policía lo mata por la espalda de varios disparos. En el aire queda la intencionalidad o no de las autoridades. 
Atticus descubre que realmente es el padre de la mujer blanca que acusaba de violación al hombre negro el que realmente había abusado de su hija. Este hombre blanco, pobre e ignorante, era además un autentico alcohólico.  Este hombre trata de asesinar a los hijos de Atticus, y acaba muriendo a manos de un personaje que es nombrado durante toda la película, pero que no aparece hasta el final encarnado por el actor Robert Duvall. 
Este personaje es un hombre que sufre un retraso mental importante y que por esa misma razón,  no sale nunca de su casa. Pero los niños al fisgar por su casa el se encariña de ellos y hasta les regala unos muñequitos que representan a los niños.
Al final Atticus debe de decidir si entregar al hombre que ha salvado a sus hijos matando al hombre que había provocado una catastrofe a las autoridades o no. 











http://img.emol.com/2012/12/24/matarruisenorrt600_14492-L0x0.jpg

Como curiosidad decir que esta película gano tres premios Oscar; mejor actor, mejor guión adaptado y dirección artística. 
Además, en una encuesta realizada hace unos años en Estados Unidos, el personaje de Atticus Finch fue elegido como el número uno de los héroes del cine. Fue elegido por su honestidad y capacidad de elegir hacer en bien pese a las terribles consecuencias posibles.
Os recomiendo esta gran película, tanto para ver en clase como para verla en casa. Es una gran experiencia la visualización de este film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada